Cuaderno de bitácora

[Relato de avance] O todos o ninguno contra la Legión.

El elfo sacó el cuaderno de bitácora y unas hojas para poder distribuir la misiva a Lunargenta sobre los avances de aquella reunión con las distintas órdenes, hermandades y clanes de distintas razas. Debía escribir el resultado de la asamblea. Tomó la pluma, mojó la punta con tinta negra y trazó sobre el papel:

La reunión que se celebró en la Granja fue inesperada. Quizás contábamos con más efectivos para poder informar de todo cuanto sabíamos, pero quisiera creer que el margen de tiempo que hemos distribuido las misivas han sido tempranas y aún deben de estar por llegar más refuerzos, aún así, hemos sido una veintena, por ahora, un número preventivo. Sólo acudió una Illidari, lo que nos hizo tener cierta ventaja, pues un demonio, rondaba por el lugar de reunión con la magia ilusoria de un trol civil.

Cuando fue detectado, trató de huir pero conseguimos interceptarlo. Era inútil que se ocultara en ese disfraz habiendo una Illidari cerca. Se mostró frente a nosotros con el aspecto de un Nazrethim. Fui informado de esta criatura y de sus características por un camarada orco que habita cerca del Circo de las Sombras posteriormente a la batalla y con altas posibilidades de que puedan haber más como ellos entre los orcos.

Hubo heridos. El demonio era bastante poderoso, pero entre los asistentes, habían valientes que no mostraron temor atacando al enemigo. Fue muy oportuna la llegada de unos cuantos trols que enseguida apoyaron al pelotón de ataque. Contribuyeron que consiguiéramos darle fin a ese maldito demonio que se nos resistía. La asamblea estaba a salvo de que la Legión pudiera ser advertida. Agradecimos las sanaciones de la Luz de una paladin Sin’dorei y de las sanaciones de una trol chamán.

Todos mostraron una actitud cooperativa en la asamblea. Fueron testigos que lo que decía en la misiva, era cierto. Se sacó en claro que íbamos a pasar desapercibidos en Orgrimmar y a patrullar en las valles de la ciudad. Apareció un extraño Sin’dorei encapuchado que se decía así mismo que era un ‘Sabio’ y al margen de la presencia sospechosa del individuo, nos informó de unas criaturas creadas por la propia Legión y que los mismos Illidari no podrían detectar por la forma en que fueron creados: eran no-muertos, con la carne aparentemente fresca, que podían pasar desapercibidos llamados “Homúnculos”. Sinceramente, dudo que las palabras de ese supuesto ‘sabio’ sean verídicas. En cualquier caso, aunque mi opinión crea que es un charlatán, dejaré constancia de ello.

Esperamos noticias de los Illidari.

La Illidari que se presentó se marchó sin decirnos nada. Aunque, tengo la esperanza que su marcha sea para poder avisar a los suyos y convocarlos. En caso contrario, esperamos con urgencia los prototipos creados por los tecnomagos de Quel’thalas: prototipos que se componen de magia de adivinación. Son capaces de detectar la magia ilusoria a veinte yardas a la redonda, pero no quiere decir que puedan llegar a ser eficientes si los demonios consiguieran dar con esos prototipos y eludirlos. La eficiencia de los Illidari es más satisfactoria y sabemos que los huelen a distancia.

Prepararé una nueva misiva, no quiero pecar de confiado. Los Illidari tienen que escucharnos. Necesitamos salvaguardar nuestras ciudades como sea. Enviaré también a las organizaciones, hermandades y clanes una misiva de aviso de que estamos en Orgrimmar. Por nuestra parte, centraremos nuestra base de operaciones por el Valle del Honor y creo saber donde. Hubo deshaucios en la época del Jefe de Guerra Grito Infernal cuando habían orcos que no estaban de acuerdo con su liderazgo. He comprobado esta mañana si aún seguía sin habitar unas chozas a las afueras de Orgrimmar y así ha sido. Estableceré contacto con la orco Dreka para que consigamos nuestra base como subterfugio. 

El Capitán, después de preparar el informe a Lunargenta, le urgía escribir las misivas a los aliados, en especial a los Illidari, de lo que pretendía hacer prontamente y donde estaban situados para el primer contacto. Sería la última misiva. En ella depositaba las pocas esperanzas de que los Illidari, por muy reducido grupo que sea, acudirán a la llamada de la Horda y cooperarán a salvaguardar las ciudades que quedaron ligeramente debilitadas al conducir  las fuerzas de la Horda hacia las Islas Abruptas, donde la Legión atacaba con dureza.

Carta

 

OFF RELATO. Aquí ponemos donde sería el centro de mando:

BOP

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s