Historia de Azeroth

La fundación de Quel’thalas

6.800 AÑOS ANTES DEL PORTAL OSCURO

Lejos de los espesos bosques de Vallefresno, Dath’Remar Caminante del Sol y los Altonato continuaban buscando un nuevo hogar en los Reinos del Este. Siguieron los caminos de esencia mágica, buscando las intersecciones de las líneas Ley que sus exploradores habían encontrado al norte. Su viaje resultó inesperadamente duro. Una ventisca feroz los atrapó durante un mes entero en los pasos de montaña, sin posibilidad de avanzar o de escapar.

 Los Altonato pronto se dieron cuenta de su vulnerabilidad ahora que carecían del Pozo de la Eternidad. Por primera vez en su historia, empezaron a morir de hambre. Solo la compasión de algunos humanos primitivos que moraban en las montañas evitó que la expedición entera pereciera víctima del duro invierno.

 Una vez amainó la tormenta, los Altonato continuaron su camino, nerviosos pero determinados a encontrar un nuevo hogar. A medida que se acercaban a las tierras descubiertas por sus exploradores, la esperanza se iluminó de nuevo en sus corazones. Exuberantes bosques cubrían la región y la tierra bajo sus pies vibraba con potentes energías mágicas. Sin embargo, los elfos pronto descubrieron que otra raza también había establecido su hogar en esta región: los salvajes trols Amani.

 La llegada de los Altonato enfureció a los trols, que albergaban un profundo odio hacia los elfos desde los días de la reina Azshara. De inmediato, los Amani enviaron a sus grupos de asalto y los Altonato pronto pronto aprendieron a temer las emboscadas de los trols en los densos bosques. Aun así, los elfos siguieron avanzando, empleado su destreza mágica para acabar con cualquier Amani que se cruzara en su camino. Pronto los trols aprendieron a andar con cuidado. Las continuas escaramuzas suscitaron una profunda enemistad entre los Amani y los Altonato.

A pesar de la ferocidad de los trols, los elfos alcanzaron finalmente el nexo de líneas Ley que buscaban. Se trataba de un punto en que los poderosos torrentes de energías arcanas convergían entre los verdosos bosques. Dath’Remar proclamó que en este lugar nacería de nuevo su civilización.

 Ante los atentos ojos de sus seguidores, Dath’Remar reveló un secreto que mantuvo guardado durante el largo y tortuoso viaje hacia el norte: un vial con una pequeña cantidad e las aguas encantadas del Pozo de la Eternidad original. Justo antes de que los Altonato fueran exiliados del Monte Hyjal, Dath’Remar sustrajo en secreto uno de los pocos viales restantes que los elfos confiscaron a Illidan Tempestira.

 Dath’Remar vertió el contenido del vial en un pequeño lago del centro del nexo y una brillante fuente de energía se alzó hacia los cielos de Azeroth. Los Altonato bautizaron su nueva gloriosa fuente de poder como la Fuente del Sol en honor a Dath’Remar y su audaz misión de Revivir la cultura de los elfos exiliados.

 Desde aquel día, los Altonato abandonaron su tradicional culto de la luna y extrajeron su poder del sol. Con el tiempo, incluso recibieron un nuevo nombre: los altos elfos. La cantidad de poder arcano disponible para los elfos aumentó de forma increíble, y muchos proclamaron que Dath’Remar había obrado su salvación. Bautizaron su nuevo reino como Quel’Thalas, que significa <<Alto Hogar>>, y declararon que la civilización de sus primos elfos de la noche palidecerían ante él, y que perduraría durante milenios.

 Pero los trols no compartían su júbilo de sus nuevos vecinos. Los altos elfos edificaron su nuevo reino sobre unas antiguas ruinas Amani que estos aún consideraban terreno sagrado. Los Amani, que superaban en número a los elfos por un factor de diez a uno, lucharon ferozmente para expulsar a los invasores de su tierra sagrada.

 Los altos elfos recurrieron a su nuevo poder y rechazaron por poco los asaltos de los trols. El propio Dath’Remar lideró casi todas las batallas contra los fieros Amani. Poco a poco, los elfos consolidaron las fronteras de su nuevo reino y aseguraron su hogar, pagado con la sangre de muchos de sus hermanos y hermanas.

Runestone_Falithas Sin embargo, muchos altos elfos estaban preocupados por el abuso que se hacía de la magia Arcana, pues temían que atrajera de nuevo a la Legión Ardiente hasta Azeroth. Dath’Remar ordenó encontrar una solución a sus arcanistas más poderosos. Durante déciadas, los arcanistas erigieron grandes piedras rúnicas monolíticas en las fronteras de Quel’Thalas. Esta barrera era conocida como Ban’dinoriel, <<el Portero>> en lengua de los altos elfos. Además de ocultar el uso dela magia Arcana de los elfos, la barrera ahuyentaría a los supersticiosos Amani.

 Al final, los trols se retiraron a su ciudad-templo de Zul’Aman tras decidir que era más seguro y provechoso emboscar las caravanas de altos elfos que abandonaban la protección de la barrera mágica en vez de lanzar un ataque a gran escala contra Quel’Thalas. En respuesta, los elfos crearon un grupo de forestales de élite.Runestone_Shan'dor

 Dentro de las fronteras de Quel’Thalas, la nueva civilización prosperó. Una vez superado su temor a la magia, los altos elfos crearon maravillosas construcciones y bañaron sus tierras en una primavera eterna. Ya nunca pasarían un invierno tan brutal como el que sufrieron durante su viaje hasta esta tierra. Su capital, la Ciudad de Lunargenta, se convirtió en un resplandeciente monumento a la memoria de su antiguo imperio.

 Tras la fundación del nuevo imperio, Dath’Remar se retiró como líder de los altos elfos. Su estirpe heredó un reino bendecido por la paz y la prosperidad. Sin embargo, el reino llegaría a su fin cuando su bisnieto Anasterian asumió el liderazgo en un tiempo en que su gente se vio de nuevo amenazada por una nueva guerra contra los trols.

Anuncios

2 comentarios sobre “La fundación de Quel’thalas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s