Yshe Flecha Celeste

Insana

mixonabufona

El lugar estaba en absoluto silencio cuando la elfa entró. Al fondo había una mesa, sobre la que un elfo apoyaba los brazos mientras escribía.

Carraspeó un poco al acercarse a él y se detuvo a unos metros.

-“¿Nombre?”- interrogó el sanador sin apartar la vista de sus libros.

-“Yshe”- respondió ella con sequedad.

-“Nombre completo, por favor.”- insistió él. 

La elfa dio un suspiro e inspiró profundamente antes de responder.

-“Ysthera Alba Celeste”- rezongó casi en un gruñido.

-“De acuerdo, dame un segundo. En seguida estoy contigo”- El elfo, que por su aspecto debía ser cientos de años mayor que ella escribía con calma, aunque con una caligrafía exquisita. 

Yshe merodeó por la estancia, con sus manos cruzadas tras la espalda, mientras observaba los distintos cuadros y pinturas que colgaban de algunas de las paredes.

-“Bien, pasa por aquí”- el hombre se levantó de la silla y apartó una…

Ver la entrada original 850 palabras más

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s